El hombre que camina a mi lado

Hace un año que compartí estas palabras para mi marido y hoy me apetece recordarlas y compartirlas… Sin él nada de esto habría sido posible y no puedo sentirme más orgullosa. Tú tienes un compañero así?…

 

“Mi compañero, mi amigo, mi hermano, mi alma gemela, siempre confiando… SIEMPRE apoyando.
Crecer a tu lado es de las mejores oportunidades que me ha dado la vida. Sin duda este viaje no habría tenido el mismo destino sin ti.
De una cafetería argentina en la preciosa isla canaria de Tenerife hasta el infinito o dónde queramos llegar. No hay límites para nosotros.
Sin duda los protagonistas de un nacimiento son la mamá y el bebé, pero sin el padre apoyando en ese saber estar sin más afán que dar amor para que todo fluya, no habría diada ni familia posible para mi. Todo se me queda corto. Has sabido encontrarte cuando todos estábamos perdidos buscando nuestro lugar. Has sabido esperar recibiendo “migajas”. No ha sido fácil para ti, incluso creo que ser padre muchas veces es más difícil… pero estás aquí porque te lo has currado mucho y es algo que quiero compartir con la tribu que tengo aquí. Que sepáis que los hombres así también pueden ir construyéndose a si mismos en el camino, sólo hay que querer. Tú siempre quisiste, y cuando más difícil se ponía, tu más querías! Menudo ejemplo le queda a nuestros hijos.
Gracias amor, por tu entrega sin condición. Si estoy flotando en esta nube es porque tu no me has amarrado a la tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *